Petra y vidaLa historia de Vida junto a mi comienza un viernes 23 de Enero de 2014…
Me habían comentado días atrás que había una perra abandonada con un bulto que le colgaba y sin saber nada más; ni como era.
Respondí a ese comentario con un: “que no me la encuentre”
Y así pasó, que la vi un día que venia del médico…
Cuando la vi buscando alrededor de contenedores de la basura, una perra color chocolate con un tumor mamario que rozaba casi el suelo, la mente me empezó a ir tan rápida como el corazón…uuuufff como podía ser que en ese estado la hubiesen abandonado..uuufff..
En aquel momento no iba en mi coche pero en menos de 10 minutos estaba con mi coche buscándola… y ya no estaba por donde la había visto.
Llamé por teléfono a la persona que iba conmigo cuando la vi, para preguntarle si sabía por donde se movía la perra en el pueblo.
Estuve buscándola por todos los alrededores, y ya desanimada y triste (pues me habia impactado verle tal tumor) me dije: “pues no era para mi”
Y… zas!!!
Cuando giré una calle al lado de mi casa iba ella por mitad de la calle.
Me bajé del coche y detrás de mi estaba Eco. Ella se asusto un poco con Eco, pero lo metí en el coche y le quité el collar que llevaba.
La llamé y vino con unos pasos de alegría y un menear de culo que enamoraban.
Le puse el collar, y sin ningún tipo de resistencia subió al coche.
Llegamos a casa y yo era una simple observadora. Era como si fuese su casa de toda la vida, se movía con tal seguridad en ella que era sorprendente.
Se comió el pienso de Eco y se subió al sofá a echar una siestecilla.
Lo primero fue llamar a mi hermana, seguidamente al veterinario y después a la peluquería.
Fue todo muy rápido!
Y así empezó nuestra historia.
El sabado 25, VIDA ya estaba operada de un gran tumor mamario, tenía tanta infección fuera como por dentro.
Era una gran luchadora y una gran superviviente!!!
Se recuperó estupendamente de una gran operación y fue una paciente espectacular!!!
En Julio de ese mismo año fue esterilizada, y cuando me veía que iba con las gasas y el desinfectante se subía ella sola al sofá y se ponía panza arriba para que la curase..UN AMOR!!
No sabíamos exactamente su edad, porque estaba tan estropeada por sus múltiples partos que era difícil de decir; entre 4 y 7 años.
Pero ella entendió que conmigo sólo tenía que vivir.
Se le puso el pelo del hocico blanquito y el veterinario decía que se había relajado.
Pero era una perra de hacer tumores y así le pasó.
Empezó a hacer fallos neurológicos.
Lo intentamos todo, pero el miércoles 6 de mayo de 2015 empeoró y tuve que tomar una de las decisiones mas amargas de toda mi vida.
Sólo pude regalarle 16 meses de bienestar, pero nos hicimos mutuamente muy felices!!!
VIDA siempre en mi corazón!

Petra y vida
Etiquetado en: