Geles y HeraHera ya nació en casa de Geles porque su mamá, Noa, es la perrita de su hermana.
Nació con la suerte de tener un hogar donde la quieren y adoran.
Aún así, pasaron momentos muy duros, cuando Hera fue atropellada por un coche en una calle céntrica de Alicante.
Tuvieron que ingresarla de urgencia y pasó una noche muy crítica en el hospital canino.
Hera sólo tenía cuatro meses.
Afortunadamente pasó la noche de forma óptima y por la mañana pudieron darle el alta con una patita rota, la parte de atrás tocada y el morro herido.
Han pasado más de cinco años de esos malos momentos, y aunque fueron malos, les unió mucho más.
Las cosas negativas que nos pasan en la vida deben servirnos para transformar siguientes vivencias en positivas.

Geles y Hera
Etiquetado en:                

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *