Una de las opciones para ayudar a los animales de Actüa, es siendo casa de acogida.

NecesitamosAcogidaMuchas veces queremos ayudar pero no podemos, o bien porque la protectora se encuentra muy lejos de donde vivimos, o bien porque no tenemos los medios necesarios, etcétera. Ser casa de acogida significa cuidar de alguno de nuestros animales en casa como si se tratara de uno más de tu familia.

Las casas de acogida pueden ser de duración determinada, fijando el acogidaperiodo antes de recoger al animal, o de duración indeterminada, cuidando de él hasta que encuentre un nuevo hogar. Las casas de acogida son de especial relevancia para el cuidado de los animales más enfermos o débiles, para lactantes y para los cachorros que aun no tienen las vacunas y su sistema inmunológico es mucho más débil que el de un adulto. Son de vital importancia porque mientras están en la casa de acogida van adoptando pautas de comportamiento que hará que tenga más oportunidades de ser adoptado y ese hueco que deja en el albergue puede ser ocupado por otra mascota que lo necesite. Ser casa de acogida es salvar dos vidas, la de la mascota que cuidas y la de la mascota que puede entrar en su lugar.

Por norma general, desde Actüa nos hacemos cargo de cualquier gasto, que derive de la estancia de nuestro animal, en la casa de acogida: pienso, atención veterinaria (si precisara), etcétera.

A no ser que la persona, pueda y quiera, hacernos el grandísimo favor, de sufragarlos ella.

acogida