Aria

Podenca andaluza, color canela con manchas blancas, hembra

Fecha de entrada 30/10/2016

En casa de acogida

Descripción

Podenca andaluza de 10 meses y 9 kg y de color canela y blanca.

Los podencos, ay!!! los pondencos…

Somos esa raza a la que nadie quiere y al mismo tiempo tanto quieren.

Cuando “valemos” nos quieren, mercadean con nosotros; nos venden y compran como objetos.

Y es lo que somos para esas personas, meros instrumentos de trabajo para sus satisfacciones personales, que sólo conllevan muerte.
Porque la caza, es muerte, la mires por donde la mires.
Sales a matar y si no matas como quieren, te matan.

Mi caso no dista mucho de la mayoría de los podencos.

Con menos de un año he sido abandonada porque no mataba como querían.

Me criaron para eso, para cazar y satisfacer a personas que ven un hobbie esa cruel práctica.

Me sacaron el primer día y, lejos de poder matar como deseaban, me entretenía con todo lo que veía a mi paso, porque estaba descubriendo lo que era el campo.

No fue un día bueno para esas personas a las que le gusta cazar, así que decidieron terminar el día cazándome.

El primer disparo me silbó en la oreja y me hizo correr como nunca lo había hecho.

Me salvé, aunque aún no entiendo como pude salvarme.

Me escondí entre la maleza mientras escuchaba las risas de esas personas que tanto se divertían a costa de mi vida, hasta que dejé de escucharlas y pude respirar tranquila.

Cómo puede entenderse una práctica que lo único que conlleva es la muerte.

Los animales somos salvajes, pero más salvajes son esas personas, que siendo conscientes del daño innecesario y gratuito que hacen a los animales, siguen haciéndolo con una sonrisa sádica dibujada en la boca.

photo_2016-11-18_16-46-17

photo_2016-11-18_16-46-20

 

 

Aria